En el blog de SingularCover encontrarás artículos con información útil sobre seguros, consejos para emprendedores, testimoniales de otros Autónomos y Pymes, ideas que te ayuden a poder gestionar mejor tu negocio, novedades, tendencias del sector y descuentos y promociones.

    Suscríbete a nuestro blog

    Seguros de Responsabilidad Civil: todo lo que necesitas saber

    Publicado el 15/07/2020 a las 10:07:41 en Barcelona, Spain    ⬤     Última modificación 15/08/2020 a las 15:08:20

    ¿Eres Autónomo o tienes una Pyme? ¿Qué ocurre cuando tú o tus empleados causáis un daño a un tercero involuntariamente durante el ejercicio de vuestra profesión? Para que no tengas que preocuparte de ello, el Seguro de Responsabilidad Civil te cubre tanto a ti como a tus empleados de este tipo de siniestros. Te protege frente a imprevistos que podrían obligarte a asumir con tu propio patrimonio personal importantes sumas de dinero poniendo en entredicho la viabilidad de tu negocio.

    ¿Es lo que estabas buscando? Te contamos todos los detalles sobre los Seguros de Responsabilidad Civil, sus requisitos, coberturas y precio.

    En este artículo hablamos de:

    1. ¿Qué es un seguro de Responsabilidad Civil?
    2. ¿Qué cubre exactamente el seguro de Responsabilidad Civil?
    3. ¿Es obligatorio contratar un seguro de Responsabilidad Civil?
    4. Requisitos para contratar un seguro de Responsabilidad Civil
    5. ¿Qué precio tiene un seguro de Responsabilidad Civil?
    6. ¿Es deducible un seguro de Responsabilidad Civil?
    7. Responsabilidad Civil para empresas
    8. La Responsabilidad Civil de Explotación

     

    1. ¿Qué es un seguro de Responsabilidad Civil?

    Icono lesionesEl seguro de Responsabilidad Civil, también conocido simplemente como RC, es un gran aliado a la hora de desarrollar tu actividad profesional o negocio. Su función es cubrir los posibles daños y perjuicios que tanto tú como tus empleados podáis realizar sobre terceros en el desempeño de vuestro trabajo. Por ejemplo, si eres profesor de yoga y alguien se lesiona durante tu clase o si tienes una tienda y un cliente se resbala al entrar.

    Esto es algo contemplado en los artículos 1903 y 1902 del Código Civil que establecen la obligatoriedad de reparar el daño causado por acción u omisión interviniendo culpa o negligencia tanto por parte del asegurado como de los empleados a su cargo.

    La cobertura de Responsabilidad Civil puede marcar la diferencia entre continuar con tu negocio o suponer la quiebra en caso de siniestro.

    En caso de siniestro y reclamación por parte de un tercero, esta cobertura de Responsabilidad Civil podría marcar la diferencia entre continuar con tu negocio con normalidad o suponer la quiebra debido a los altos costes de las indemnizaciones que implican los daños personales, materiales o económicos causados a terceros durante el ejercicio la actividad profesional. Además, la RC también cubre la constitución de fianzas y gastos judiciales exigidos al asegurado por posibles reclamaciones de terceros en caso de determinar en los tribunales.

     

    En función de las coberturas existen distintos tipos de seguros de Responsabilidad Civil que veremos a continuación, pero si todavía te preguntas si es necesario contratar una póliza de este tipo, debes saber que es uno de los seguros más importantes y más vendidos para proteger actividades empresariales. Además, es obligatorio en algunas profesiones de riesgo como instaladores de gas o enfermeros.

     

    2. ¿Qué cubre exactamente el seguro de Responsabilidad Civil?

    Icono Ordenador Daños materialesEn líneas generales, el seguro de responsabilidad civil para Autónomos cubre daños materiales, personales y económicos a terceros hasta una cantidad pactada de antemano. Es el caso, entre otros, de daños ocasionados sobre bienes muebles e inmuebles o los beneficios que deja de percibir un negocio que se ha visto obligado a cerrar como consecuencia de un siniestro provocado en el tuyo.

    Aunque los detalles dependen de la póliza en concreto que contrates, en términos generales una póliza de RC garantiza también la asistencia jurídica o asesoramiento del asegurado frente a cualquier imprevisto y responsabilidad civil de explotación de negocio o, lo que es lo mismo, el pago de la indemnización que pueda exigir un tercero por los daños causados.

    Las pólizas de RC cubren daños materiales, personales y económicos a terceros hasta una cantidad pactada de antemano.

    Tu profesión también es importante a la hora de determinar qué coberturas necesitarías. Por ejemplo, si perteneces al sector de la construcción, sería interesante contratar una póliza con RC patronal, locativa, colindantes y postrabajos en el caso de trabajar en obras de reformas. Si en tu caso trabajas en obra nueva también sería aconsejable contratar la RC subsidiaria y riesgos colindantes, entre otros. Por su parte, si tu profesión está relacionada con instalaciones, necesitarás un seguro de Responsabilidad Civil que cubra la RC patronal, locativa, colindantes, riesgo de daños a bienes preexistentes y trabajos terminados, entre otras.

    Además de las coberturas variables en función de la profesión, también existe la posibilidad de valorar las coberturas a contratar en función del tipo de plan de seguro del que estemos hablando. En el caso de SingularCover, un plan básico de este tipo de pólizas cubre la responsabilidad civil hasta 300.000€ con la asistencia jurídica incluida. Por su parte, un plan Pro te permitiría estar más cubierto, ya que, además de los dos puntos anteriores, incluye también la responsabilidad civil de explotación, cobertura patronal y responsabilidad civil post-trabajo. Finalmente, la máxima garantía en cuanto a coberturas es la que aporta un plan Plus. Este último incluye Responsabilidad Civil hasta 600.000€ y todo lo mencionado en el plan Pro.

     

    En caso de que vayas a desarrollar trabajos en el extranjero, deberás solicitar a la compañía aseguradora que la incluya y abonar el correspondiente recargo o, en su caso, hacer una ampliación de coberturas si ya tienes contratado un seguro para ese caso concreto. Otra posibilidad es la de contratar un seguro puntual para la actividad que vas a llevar a cabo en el extranjero.

     

    3. ¿Es obligatorio contratar un seguro de Responsabilidad Civil?

    Icono persona daños personalesEn algunos casos sí.

    En concreto, el seguro de Responsabilidad Civil para Pymes y Autónomos es obligatorio para ejercer profesiones como instaladores eléctricos, de gas, médicos, enfermeros y otros autónomos que necesitan estar en posesión de un título especial para poder desempeñar su actividad. Esto se debe al alto riesgo de daños que podrían producirse durante el desarrollo de su profesión.

    En líneas generales se puede decir que una póliza de Responsabilidad Civil es obligatoria por ley, entre otras, para las siguientes profesiones:

    • Administradores concursales
    • Profesionales del sector financiero
    • Personal sanitario privado como médicos, enfermeros y fisioterapeutas
    • Abogados
    • Corredores de seguros
    • Profesionales del sector ocio y espectáculos
    • Gestores de instalaciones deportivas (gimnasios, piscinas…)
    • Agencias de viajes
    • Empresas de transporte escolar y colectivo
    • Hostelería y restauración
    • Construcción (arquitectos, promotores, constructores…)

    En el resto de los casos, esta cobertura no es obligatoria pero sí recomendable dado que las indemnizaciones acostumbran a ser tan altas que, de no contar con esta cobertura, podrían suponer hasta el cierre del negocio. Además, a la hora de solicitar la licencia de apertura de un local comercial, los ayuntamientos exigen contar con este tipo de seguro. De esta manera, aunque no fuese obligatorio por profesión o sector al que pertenezca el Autónomo, sí lo sería en caso de que necesite abrir un local en el que desarrollar su actividad.

     

    4. Requisitos para contratar un seguro de Responsabilidad Civil

    Icono incendioSi necesitas un seguro para poder realizar tu actividad profesional, pero no conoces los detalles para estar en condiciones de elegir las coberturas que mejor se adapten a tu negocio, responder a esta pregunta puede ayudarte: ¿Tienes un local? Si la respuesta es no, el seguro de Responsabilidad Civil es lo que estás buscando.

    Esta póliza cubre los riesgos específicamente relacionados con tu profesión y para contratarla el único requisito que tienes que cumplir como Pyme o Autónomo es estar dado de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) o en el Impuesto de Sociedades.

    Para contratar una póliza de RC tan solo necesitas estar dado de alta en el RETA o en el Impuesto de Sociedades.

    Deberás aportar documentación que lo acredite y proporcionar también las altas en el Régimen General de la Seguridad Social (RGSS) de tus empleados. También es necesario presentar la documentación necesaria para probar tu actividad profesional y, a ser posible, un informe en el que se establezcan los riesgos derivados de ella más importantes para terceros. En caso de que trabajes en una obra, para el seguro de RC se solicita además la licencia o permiso de la misma. Por último, si tienes un local, lo aconsejable sería que contrates un seguro de Comercio o Multirriesgo para cubrirte tanto a ti como a tu local puesto que este tipo de pólizas tienen la Responsabilidad Civil incluida.

    Y si lo que necesitas es algo mucho más específico, en SingularCover somos especialistas en seguros para Pymes y Autónomos. Diseñamos tu póliza a medida personalizando al 100% las coberturas que requiera tu negocio.

     

    5. ¿Qué precio tiene un seguro de Responsabilidad Civil?

    Icono monedasLa póliza que elijas, las coberturas y el tipo de actividad profesional que quieras proteger influyen directamente en el precio del seguro de Responsabilidad Civil que puedas contratar. Por eso resulta difícil responder a la pregunta de cuánto cuesta un seguro de Responsabilidad Civil.

    Sin embargo, se puede obtener un cálculo aproximado teniendo en cuenta el número de empleados que tenga la empresa (a cuantos más trabajadores se deduce que puede haber mayor riesgo) y la ubicación. De hecho, determinados Ayuntamientos exigen cierto tipo de coberturas de manera obligatoria que afectan directamente al precio de la póliza.

    El tipo de actividad profesional, las coberturas y el número de empleados influyen en el precio del seguro que vayas a necesitar.

    Además, si trabajas fuera de casa o utilizas equipos pesados o propiedades caras, estos factores harán que la cotización del seguro que necesitas sea más alta. Finalmente, la facturación del negocio y la experiencia también son determinantes para calcular cuánto cuesta un seguro de RC determinado aunque, en el caso de la facturación, solo sería relevante si supera los 2 ó 3 millones de euros (la gran mayoría de comercios y Autónomos estarían por debajo de ese nivel).

     

    A pesar de que la personalización es un factor muy clave en lo que a precios de seguros de RC se refiere, por ver algún ejemplo, podemos encontrar una póliza básica de RC para constructor desde 13 euros al mes, mientras que existen planes básicos con las coberturas mínimas imprescindibles desde 15 euros/mes para las profesiones relacionadas con instalaciones.

    Precios que deberían adaptarse al 100% para que todo Autónomo y Pyme pague exclusivamente por lo que necesita y quede protegido del elevado coste de las indemnizaciones que podrían derivarse de los daños provocados a terceros durante el ejercicio de su profesión. En la web de SingularCover puedes encontrar más información al respecto e incluso calcular tú mismo el precio de tu seguro en solo 1 minuto.

     

    6. ¿Es deducible un seguro de Responsabilidad Civil? 

    Sí, aunque tiene matices. Un seguro de Responsabilidad Civil es deducible al 100% siempre y cuando cubra exclusivamente la actividad profesional del Autónomo o Pyme. Se entiende que el seguro es un gasto derivado de su actividad profesional igual que podría serlo la compra de material para la oficina con la diferencia de que, en el caso de los seguros, el Autónomo o Pyme no solo podría deducirse el IVA (de hecho los seguros están exentos de este impuesto sobre el valor añadido), sino la cuantía total de su póliza. Además, los seguros de materiales que contratan los Autónomos (o empresas) para proteger su inmovilizado también son 100% deducibles.

    Los seguros de Responsabilidad Civil son deducibles al 100% al entenderse como un gasto derivado de su actividad profesional.

    El matiz viene en el caso de que el seguro también sea de aplicación personal para el Autónomo. Cuando ocurre esto, solo se podría deducir una parte. Lo habitual es que, para estas situaciones, Hacienda permita desgravar el 50% de la cuantía de la póliza aunque, si el contrato también está a nombre de otra persona, el profesional solo podría deducirse un 25% de la cuantía total (la mitad de la mitad).

     

    7. Responsabilidad Civil para empresas

    Icono caidasLa Responsabilidad Civil Profesional es aquella que se deriva de errores, negligencias u omisiones en la ejecución de la actividad profesional que hayan causado daños, perjuicios económicos personales o materiales a un cliente o tercero. En estos casos, debe responderse con una indemnización o compensación en caso de reclamación.

    Por tanto, podemos definir este tipo de seguro como la póliza que cubre la responsabilidad civil derivada de tu actividad profesional que debe ofrecer las siguientes coberturas:

    1. Perjuicios económicos a terceros
    2. Daños personales
    3. Daños materiales

    Más allá de estas coberturas de carácter general, los seguros de responsabilidad civil suelen incluir, entre otras:

    • Daños a vehículos estacionados en el aparcamiento de las instalaciones de la empresa
    • Defensa jurídica y costes judiciales
    • Pago de fianzas
    • Protección de los productos o materias primas adquiridas a terceros desde que salen del almacén hasta que llegan a tus instalaciones
    • Daños a prendas almacenadas en guardarropas
    • Daños por agua de cualquier tipo
    • Daños a personas o locales colindantes

    Aunque contratar una póliza de responsabilidad civil para tu empresa será obligatorio o no en función de la actividad profesional a la que te dediques, es muy recomendable disponer de ella por la tranquilidad que aporta estar cubierto de reclamaciones de terceros.

     

     

    8. La Responsabilidad Civil de Explotación

    La Responsabilidad Civil de Explotación hace referencia a la obligación de reparar el daño ocasionado a un tercero de manera involuntaria con motivo de la actividad profesional ejercida por el Autónomo o Pyme. La diferencia entre responsabilidad civil de explotación y profesional es sutil, pero existe y conviene remarcarla. De hecho, al contratar un seguro de responsabilidad civil de explotación debe especificarse claramente.

    Mientras que la RC profesional no solo se aplica a terceros, sino también a la propia actividad, la RC de explotación no lo hace.

    Tanto la responsabilidad civil de explotación como la profesional hacen referencia a acciones y omisiones que, de forma involuntaria, generan daños a otros con motivo del ejercicio de la actividad profesional. Sin embargo, la responsabilidad civil profesional no solo se aplica a terceros, sino también a la propia actividad de manera que cubre a los trabajadores de la empresa ante negligencias o impericias, mientra que la responsabilidad civil de explotación no lo hace.

    A grandes rasgos, los seguros de responsabilidad civil de explotación cubren:

    • Los trabajos encargados a terceras personas llevados a cabo fuera de las instalaciones del negocio que los contrata
    • Trabajos que se realizan en las instalaciones de la empresa contratante
    • Los trabajos de seguridad y vigilancia asociados a la actividad de la empresa
    • El uso, la propiedad y el mantenimiento de la maquinaria, de los equipos y de cualquier otro elemento que pertenezca a la empresa
    • Actividades derivadas del ejercicio publicitario del negocio, como puede ser la colocación de anuncios publicitarios en exteriores
    • Viajes por motivos laborales, asistencia a congresos, etc.
    • Asistencia a personas que visiten las instalaciones de la empresa durante el ejercicio de su actividad

    Como vemos, cada Pyme y Autónomo necesita un tipo de seguro diferente que se adapte 100% a sus necesidades. No se trata de pagar de más, sino de pagar mejor y esto equivale a abonar solo las coberturas que tu negocio realmente necesita. En SingularCover somos especialistas en seguros para Pymes y Autónomos. Estaremos encantados de solucionar todas tus dudas a través del mail ayuda@singularcover.com o el teléfono 910 780 404.

    Calcula tu cuota