En el blog de SingularCover encontrarás artículos con información útil sobre seguros, consejos para emprendedores, testimoniales de otros Autónomos y Pymes, ideas que te ayuden a poder gestionar mejor tu negocio, novedades, tendencias del sector y descuentos y promociones.

    Suscríbete a nuestro blog

    Recuperarse tras el coronavirus: en qué puedes ahorrar

    Publicado el 26/05/2020 a las 06:05:00 en Barcelona, Spain    ⬤     Última modificación 08/07/2020 a las 07:07:53

    El coronavirus ha supuesto un auténtico tsunami para el tejido empresarial del país. La parada de la actividad comercial de un día para otro va a obligar a muchos Autónomos y Pymes ha replantearse sus modelos de trabajo y a adoptar medidas de emergencia que les permitan subsistir durante la desescalada y cuando esta termine. Desde SingularCover queremos hablarte de algunas iniciativas de ahorro que te permitirán recortar gastos en tu negocio para, en el futuro, emerger con la misma o incluso con más fuerza que antes.

    Principales iniciativas de ahorro para Autónomos y Pymes en tiempos del Covid-19

    Estas medidas pueden serte muy útiles para conseguir una efectiva reducción de costes empresariales durante la crisis del coronavirus.

    • Realizar un presupuesto de emergencia

    Probablemente, a principio de 2020 realizaste un presupuesto que contemplaba todos los gastos de la Pyme que posees. Sin embargo, hayas tenido que parar completamente o parcialmente por la crisis sanitaria, ha dejado de tener vigencia y toca elaborar uno nuevo.

    Este presupuesto de emergencia debe abarcar, como mínimo, hasta final de 2020, aunque es recomendable prolongarlo durante 12 o 18 meses. Ese es el tiempo estimado de duración de la crisis en estos momentos. En él deberás realizar una proyección de los ingresos y gastos de manera conservadora y prepararte por si necesitas recibir ayuda económica externa en forma de crédito.

    • Apostar por la eficiencia energética

    Esto va a suponer un importante ahorro a medio y largo plazo. Además, tendrá innumerables beneficios sobre la imagen de tu negocio. La instalación de ventanas aislantes, luminarias led y placas solares, así como la compra de maquinaria con certificados de eficiencia energética de clase A o superior, está subvencionada en muchos casos. Y, lo que es mejor, te permitirá ahorrar considerablemente en tus facturas.

    Puede que pienses que este no es un buen momento para realizar una inversión. Sin embargo, si tienes ciertas garantías de que tu negocio sobrevivirá y de que va a funcionar igual de bien que antes, no encontrarás un momento mejor. No siempre vas a ver reducida tu actividad por causas ajenas ni a poder acogerte exenciones en las cuotas de Autónomos, Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, etc.

    A tus clientes y proveedores les interesa tanto como a ti evitar la quiebra de tu negocio. Por ello, igual que tú, probablemente estén abiertos a negociar.

    • Vuelve a negociar tus créditos

    La mayoría de los bancos, conscientes del riesgo de quiebra que presentan muchas empresas debido a las circunstancias, están permitiendo renegociar los préstamos concedidos en el pasado. De hecho, incluso aplican moratorias sobre ellos por períodos de 6 meses o más. Esto puede reducir sensiblemente los gastos de tu Pyme en el presente y postergarlos para un momento en el que la situación económica sea más favorable.

    • Negocia también con clientes y proveedores

    Tu objetivo debe ser incrementar la liquidez de tu negocio a toda costa y, además, reducir los gastos asociados. Para ello, puede ser interesante volver a negociar ciertos acuerdos firmados anteriormente. Por ejemplo, si les ofreces descuentos por volumen y rebajas por pagos al contado, vas a aumentar el flujo de caja de tu empresa y, a la vez, disminuirás los costes relacionados con el almacenamiento de los productos.

    En cuanto a los proveedores, en caso de no poder afrontar los pagos inmediatamente, puede ser interesante proponerles quitas en intereses a cambio de pagar sus servicios en efectivo o flexibilizar los plazos de pago. De este modo, podrás ajustar tus gastos en función del dinero que generen tus ventas.

    Al fin y al cabo, a tus clientes y proveedores les interesa tanto como a ti evitar la quiebra de tu negocio. Por ello, igual que tú, probablemente estén abiertos a negociar.

    En definitiva, estamos seguros de que, si pones en práctica estas iniciativas de ahorro, podrás recortar gastos superfluos de tu negocio y garantizar su viabilidad de cara al futuro. Afortunadamente, la crisis del coronavirus no durará para siempre.

    Calcula tu cuota