En el blog de SingularCover encontrarás artículos con información útil sobre seguros, consejos para emprendedores, testimoniales de otros Autónomos y Pymes, ideas que te ayuden a poder gestionar mejor tu negocio, novedades, tendencias del sector y descuentos y promociones.

    Suscríbete a nuestro blog

    Qué necesitas saber para abrir un negocio

    Publicado el 28/05/2019 a las 06:05:00 en Barcelona, Spain    ⬤     Última modificación 31/03/2020 a las 10:03:04

    ¿Quién no ha soñado alguna vez con ser su propio jefe? Hacer las cosas a tu manera, tomar todas las decisiones, ser tú quien decide qué, cómo y cuándo. De forma autónoma, sin complicaciones. Pero como diría Stan Lee, “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Y las decisiones que tomes determinarán en gran parte el éxito o fracaso de tu negocio.

    Para poder materializar tu sueño, invertirás tiempo, dinero y recursos; todo es nuevo y lo empiezas desde 0, por lo que tendrás que dar lo mejor de ti para sacarlo adelante. Porque cuando uno se tira a la piscina lo hace de cabeza y sin flotador. Pero ¿existe un momento idóneo para dar el paso y convertirse en emprendedor? ¿Es la experiencia en el sector el factor decisivo o son las ganas y el empuje de la juventud la que contribuye al éxito de un proyecto?

    La verdad es que no existe una única respuesta. Sin embargo, desde nuestra experiencia trabajando con Autónomos y Pymes, podemos recomendarte cinco puntos clave que debes tener en cuenta si estás pensando en montar tu negocio:

    1. Prepárate para asumir riesgos

    Existen muchos estudios que han perfilado las características principales que normalmente tienen los empresarios de éxito. Según un estudio de W. E. Jennings, las más comunes son: perseverancia, iniciativa, competitividad, autosuficiencia, autodeterminación, autoestima y confianza y buena salud física.

    Pero, más allá de cualquier estudio, hay algo primordial a la hora de afrontar un nuevo reto: tienes que creer en él. Porque la ilusión será lo que te empuje a crear el proyecto, pero la determinación es lo que te permite sacarlo adelante. Para emprender tienes que ir con todo y asumir que las cosas pueden ir bien, pero también podrían ir mal.

    ¿Importa la edad? Realmente no. Da igual que tengas 25 que 50, porque cada etapa y situación tendrá siempre sus “peros”: si eres joven, tendrás menos gastos fijos y menos que perder, pero probablemente te falten ahorros. Si eres mayor, seguramente tendrás un colchón del que tirar, pero también más obligaciones y, por tanto, más cosas que perder. Emprender siempre será un riesgo independientemente de la edad, pero como dice el dicho “ quien no arriesga, no gana”

    ¿Estás dispuesto a dar lo mejor de ti, a implicarte al 100% para hacer que tu negocio funcione?¿Crees que estás preparado para afrontar las dificultades que salgan en el camino? Si la respuesta a estas preguntas es sí, entonces es tu momento.

    Conociendo tu mercado, podrás identificar posibles problemas y buscarles soluciones, prever inconvenientes, y planear una buena estrategia en la gestión de tu negocio.

    2. Ahorra

    Fundar y montar una empresa implica una buena inversión y muchos gastos iniciales hasta que los ingresos empiezan a llegar. Por eso es tan importante contar con medios de financiación o tener un buen colchón preparado antes de embarcarse en la aventura de emprender. ¿No lo tienes? Empieza a crearlo: ¡ahorra! Planifícate y establece cuánto quieres conseguir y el plazo que necesitarás para conseguirlo. De hecho, son muchos los emprendedores que mantienen su trabajo mientras fundan su empresa y logran que esta crezca. Así, emprender sigue siendo un salto al vacío, pero con paracaídas. Por eso, siempre se recomienda hacer números y ser consciente de cuánto dinero necesitarás invertir para empezar. Antes de emprender, pregúntate; ¿estoy preparado para asumir el coste? ¿Tengo alternativas en caso de que algo salga mal? Si la respuesta es sí, ¡adelante!

    3. Infórmate e investiga

    Cuando se nos ocurre un proyecto queremos hacerlo realidad cuanto antes. Sin embargo, no hay  que dejarse llevar por la emoción sin tener en cuenta cuestiones fundamentales: ¿qué posibilidades de éxito puede tener mi empresa?, ¿es un buen momento para emprender en mi nicho de mercado?, ¿por qué mi proyecto podría ser interesante para mi público?, ¿cuál es mi público?, ¿dónde quiero ubicarla?, ¿existen empresas del mismo tipo cerca?, ¿cuál es y cómo es mi competencia? Conociendo tu mercado, podrás identificar posibles problemas y buscarles soluciones, prever inconvenientes, y planear una buena estrategia en la gestión de tu negocio. Si tras la investigación la balanza sale equilibrada al sopesar los riesgos y las oportunidades, será una buena idea convertirte en emprendedor.

    4. Planifica

    Crea y desarrolla tu propio plan de negocios. En él deberás incluir tus objetivos empresariales a corto, medio y largo plazo, los pasos y métodos que utilizarás para poder alcanzarlos, la estructura organizativa que elegirás, el presupuesto necesario que has calculado para llevar a cabo tu proyecto, y los ahorros o medios de financiación de los que dispones o puedes disponer en el futuro en caso de que surja algún imprevisto. Recuerda que este plan de negocio tiene que estar en constante actualización para que resulte realmente efectivo.

    5. Contrata un buen seguro

    Son muchos los riesgos a los que cualquier negocio está expuesto cada día, por eso no basta con estar asegurado, sino bien asegurado. Antes de iniciar tu negocio, asegúrate de buscar el seguro que se adapte a los riesgos y necesidades reales de tu sector y de tu tipo de negocio en particular. Así podrás centrarte en hacer crecer tu negocio sin tener que preocuparte por su seguridad.
     

    Calcula tu cuota

    Suscríbete para recibir toda la información sobre COVID19