En el blog de SingularCover encontrarás artículos con información útil sobre seguros, consejos para emprendedores, testimoniales de otros Autónomos y Pymes, ideas que te ayuden a poder gestionar mejor tu negocio, novedades, tendencias del sector y descuentos y promociones.

    Suscríbete a nuestro blog

    ¿Por qué contratar un seguro de Responsabilidad Civil para socorrista?

    Publicado el 21/07/2020 a las 06:07:54 en Barcelona, Spain    ⬤     Última modificación 14/08/2020 a las 08:08:47

    El verano suele ser un tiempo casi universalmente relacionado con playa y piscina como fieles aliados frente al calor de junio, julio, agosto e incluso septiembre. Entornos que por lo general, aunque depende de la normativa de cada comunidad autónoma en el caso de las piscinas en España, están obligados a contar con un socorrista que vele por la seguridad de los bañistas.

    Las obligaciones legales de un socorrista

    Según la Organización Mundial de la Salud, una media de 320.000 personas mueren cada año en el mundo por ahogamiento. Apuntan, incluso, que estas estimaciones pueden estar subestimando la magnitud real del problema. Datos que justifican la importancia de contar con un socorrista o técnico de salvamento en las zonas de baño con una serie de obligaciones legales:

    1. Vigilar, controlar y atender a los bañistas advirtiéndoles de conductas imprudentes si es necesario como correr por el bordillo de la piscina
    2. No desatender su puesto de vigilancia en horario de baño bajo ninguna circunstancia a menos que tenga que acudir a un rescate o atender a un accidentado
    3. Avisar al responsable de vigilancia en caso de robo o cualquier otro disturbio en la zona de baño

    Además, de acuerdo a su convenio colectivo, los socorristas no podrán realizar una labor diferente a la de sus funciones de técnico en salvamento durante las horas de baño.

    El socorrista no puede desatender su puesto de vigilancia durante las horas de baño bajo ninguna circunstancia a menos que tenga que acudir al rescate o atender a un accidentado.

    Responsabilidades penales y civiles del socorrista

    Cuando incumple sus obligaciones legales, se produce un ahogamiento o cualquier otro incidente grave en la zona de baño, el socorrista puede ser responsable de un delito. Tendría responsabilidad penal en caso de:

    1. Omisión del deber de socorro: según el artículo 195 del Código Penal comete este delito tanto el que no ayuda a una persona que está desamparada y en peligro manifiesto y grave cuando puede hacerlo sin riesgo propio ni de terceros; como el que no solicita con urgencia ayuda de otros en caso de que no pueda hacerlo. En ambas situaciones la pena prevista es multa de 3 a 12 meses, pero si el accidente ha sido ocasionado de forma fortuita por la misma persona que además no le auxilia, la pena será de prisión de 6 a 18 meses. Por último, si el accidente se causó por imprudencia, la pena de prisión será de 6 meses a 4 años.
    2. Lesiones imprudentes: cuando el socorrista trata de ayudar al bañista pero lo hace sin la debida diligencia, y como consecuencia se produce algún tipo de lesión, puede ser responsable de un delito de lesiones imprudentes. Para ello el artículo 152 del Código Penal establece penas que pueden llegar a los 3 años de prisión. En el caso del socorrista, al ser una imprudencia profesional podría además ser inhabilitado para el ejercicio de su actividad de 6 meses a 4 años.
    3. Homicidio imprudente: si como resultado de la actuación negligente del socorrista se produjera la muerte de una persona podría ser imputado por un delito de homicidio imprudente contemplado en el 142 del Código Penal y castigado con pena de prisión de 1 a 4 años. Al ser una imprudencia profesional podría también ser condenado a pena de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión por un período de 3 a 6 años.

    El socorrista también podría incurrir en un delito si trabaja más horas al día de lo que establece el Convenio Colectivo: 40 horas semanales respetando un mínimo de 12 horas de descanso entre ellas. Semanalmente, debe descansar un día y medio como mínimo.

    El socorrista podría incurrir en un delito si trabaja más de 40 horas semanales sin un mínimo de 12 horas de descanso entre ellas.

    ¿Por qué contratar un seguro de Responsabilidad Civil para socorristas?

    La profesión de socorrista lleva consigo un cierto riesgo. Esto unido a la posibilidad de cometer algún error humano ya sea por acción, omisión o negligencia mientras vigilan las zonas de baño hace que contar con un seguro de responsabilidad civil sea fundamental.

    El seguro de Responsabilidad Civil cubre los posibles daños y perjuicios que los socorristas puedan ocasionar a terceros durante el ejercicio de su actividad. Evita que el profesional tenga que asumir las importantes compensaciones económicas derivadas de lesiones que pueda sufrir un bañista y el lucro cesante derivado (las ganancias que se dejan de obtener como consecuencia de un daño o un incumplimiento de contrato) con su patrimonio personal (como responsable directo de la seguridad del baño) o de empresa (como responsable subsidiario  en el caso de ayuntamientos o comunidades de propietarios).

    ¿Qué coberturas incluye una RC para socorristas?

    El seguro de RC para socorristas protege al asegurado frente a reclamaciones de terceros que hayan sufrido daños en la zona de baño bajo su supervisión. Esto incluye los daños a las personas, objetos o incluso el comportamiento de los usuarios del recinto en el caso de que el profesional deba vigilar también el perímetro existente en torno a la piscina. Algunas pólizas incluyen también otros perjuicios que se pueden ocasionar por funciones del socorrista más allá de la estricta vigilancia como puede ser una incorrecta aplicación de cloro en la piscina que obligue, por ejemplo, a desalojar a los bañistas.

    Opcionalmente, los seguros de responsabilidad civil general para socorristas y monitores de natación pueden incluir otras garantías como la responsabilidad civil patronal, que protege frente a accidentes de los trabajadores que haya contratados o subcontratados. Lo habitual es que la póliza incluya también los gastos de defensa y fianza.

    En el caso de un monitor de natación, sus alumnos tendrían consideración de terceros. De esta manera quedaría garantizada la responsabilidad del asegurado por los posibles daños que pudiesen sufrir durante los cursos deportivos o que se deriven de actos u omisiones de las tareas de salvamento y vigilancia que tienen asignadas el socorrista. Al mismo tiempo, también quedan cubiertos los daños ocasionados por los propios alumnos, mientras se encuentren bajo la tutela del asegurado en el desempeño de su labor como monitor deportivo así como la utilización de material, equipos, aparatos u otros elementos necesarios para el desarrollo de la actividad.

    ¿Qué requisitos se deben cumplir para contratar un RC para socorristas?

    A la hora de contratar el seguro, lo más probable es que la aseguradora pida documentos que acrediten la actividad del socorrista. Uno de ellos podría ser el Certificado de Profesionalidad, que se obtiene tras realizar un curso homologado en la Comunidad Autónoma que corresponda. En algunas de ellas como Madrid el socorrista también está obligado a figurar en el Registro de Socorristas.

    Si todavía te quedan dudas sobre las coberturas que necesita un socorrista, en SingularCover somos especialistas en seguros para Pymes y Autónomos. Ofrecemos pólizas sin permanencia y con posibilidad de pago mensual sin comisiones, algo que puede ser interesante para los socorristas dado que su actividad suele ser temporal y estacional.

    Calcula tu cuota