Coberturas que tu oficina o despacho necesita

Publicado el 25/07/2019 a las 06:07:00 en Barcelona, Spain    ⬤     Última modificación 22/02/2020 a las 12:02:54

Las oficinas y los despachos son espacios de trabajo que, a primera vista, pueden parecer seguros y poco susceptibles de sufrir siniestros. Por supuesto, algunos sectores como el de la hostelería y construcción tienen más papeletas para la rifa de siniestros, puesto que en su actividad profesional se exponen a muchos y muy variados riesgos.

No obstante, las oficinas y despachos también tienen sus riesgos diarios: caídas por las escaleras, tropiezos con sillas fuera de su sitio, cortes por rotura de objetos, daños en espalda, tendinitis… Y por supuesto, los riesgos generales de cualquier negocio que disponga de un local: incendios, daños por agua, sobrecargas eléctricas, robo, pérdida de documentos, ciber ataques… 

Piensa la cantidad de horas diarias que tú o tus trabajadores pasáis en la oficina, y la de casos como estos que podrían darse en cualquier momento. Por eso es necesario contar con un buen seguro para oficinas y despachos.

 

¿Qué tipos de oficinas y despachos pueden necesitar este seguro?

  • Las agencias: inmobiliarias, de viajes, de seguros, etc.
  • Las asesorías, gestorías y notarías.
  • Los despachos: de abogados, de ingenieros ,de arquitectos, etc.
  • Las oficinas y espacio de coworking.

Además de los riesgos básicos que necesita cubrir cualquier negocio, hay una serie de coberturas específicas que tu oficina o despacho puede necesitar.

 

¿Qué coberturas debe incluir tu seguro de oficinas y despachos?

  • Responsabilidad Civil
    Una cobertura indispensable para cualquier negocio, que cubrirá los costes de indemnización por daños a terceros, ya sean estos producidos por ti o por tus trabajadores, a clientes que se encuentren en ese momento visitando tu oficina o despacho para cualquier evento o reunión. Esta cobertura también suele incluir otro tipo de ventajas como la defensa jurídica y asistencia legal en caso de que, por ejemplo, un cliente te denuncie y debas ir a los tribunales. 
  • Accidentes
    Que cubre la indemnización en caso de que, por ejemplo, uno de tus empleados o cualquier persona externa que en ese momento se encuentre en las instalaciones, tropiece y se caiga por las escaleras. 
  • Daños materiales
    En una oficina pueden producirse una serie de siniestros que podrían afectar a tu negocio: un incendio, una inundación por culpa de un baño atascado, la rotura de una ventana o incluso el robo de parte del equipo o mobiliario. Con esta cobertura, no tendrás que preocuparte por los daños que pueda sufrir tu oficina o despacho.
  • Avería de la maquinaria
    En caso de que cualquier aparato electrónico (ordenadores, impresoras…) se rompa o sufra algún daño externo o interno que afecte al desarrollo diario de tu actividad profesional.
  • Robo
    Las oficinas y despachos pueden ser una diana para robos, ya que en muchas de ellas el valor del equipo que contienen puede ser bastante elevado (imaginemos, por ejemplo, el valor que tendrán solo los ordenadores de un despacho de arquitectos). 
    Muchas de estas oficinas cuentan con bastante dinero efectivo o cheques en sus instalaciones, por lo que si es tu caso, considera esta cobertura como otra de las esenciales que debe incluir tu póliza. Y, si además tú o tus trabajadores tenéis que llevar ese dinero a ingresar al banco, la cobertura de Transporte de fondos (que cubre cualquier atraco que pueda producirse en este trayecto) también es recomendable. 
  • Lucro cesante o paralización de la actividad
    En caso de que sufras un siniestro que te impida continuar con la rutina de trabajo en tu oficina o despacho, recibirás una indemnización diaria que te ayude a minimizar las pérdidas que vayas a tener. 
  • Transporte de mercancías
    Esta cobertura puede ser útil en caso de que tengas un vehículo de empresa y en él transportes mercancías que pueden dañarse si se produce un siniestro. 

 

Al margen de estas coberturas, el precio de una póliza para cubrir tu oficina o despacho puede variar bastante, dependiendo de muchos factores como el tipo de oficina de la que se trate, el mobiliario o equipo que tengas, la importancia de los documentos que manejes… Según las características que declares que quieres asegurar, el coste será uno u otro. Y, aunque resulte abrumador pensar en todos los aspectos que influyen para elegir la mejor póliza para tu negocio, no tienes de qué preocuparte. En SingularCover somos expertos en seguros para Pymes y Autónomos y nos encargamos de hacerlo todo por ti; con un seguro a medida que incluirá las coberturas específicas que tu oficina o despacho necesita. 

Con SingularCover, ¡no pierdas los papeles ante ninguna situación!

Calcula tu cuota

Comentarios