En el blog de SingularCover encontrarás artículos con información útil sobre seguros, consejos para emprendedores, testimoniales de otros Autónomos y Pymes, ideas que te ayuden a poder gestionar mejor tu negocio, novedades, tendencias del sector y descuentos y promociones.

    Suscríbete a nuestro blog

    CIF y NIF: diferencias y requisitos para solicitarlo

    Publicado el 25/06/2020 a las 06:06:27 en Barcelona, Spain    ⬤     Última modificación 08/07/2020 a las 07:07:53

    ¿Sabes cuál es la diferencia entre CIF y NIF? El CIF y el NIF son dos conceptos que todo Autónomo o responsable de una Pyme debería conocer. Esto se debe a que actúan como documento de identidad de la empresa de cara a todas las operaciones que se deben realizar. 

    Diferencia entre CIF y NIF

    Lo primero es explicar qué significa NIF. Estas siglas hacen referencia al Número de Identificación Fiscal, que es el código oficial para identificar a toda persona física o jurídica que realiza actividades mercantiles. De hecho, también es obligatorio para las entidades que carecen de personalidad propia. Antes de 2008, el NIF solo era necesario para las personas físicas que realizaban este tipo de operaciones.

    El CIF ya no existe. Fue sustituido oficialmente por el NIF en 2008.

    En cambio, el CIF o Código de Identificación Fiscal era un documento de identificación exclusivo de empresas y Autónomos. Y decimos 'era' porque, tras la publicación del Real Decreto 1065/2007, de 27 de julio, dejó de utilizarse. Hoy en día, los emprendedores, las Pymes y las grandes empresas solo poseen un NIF.

    Características del NIF

    Las características de este documento dependen de si se expide para un Autónomo individual o para una empresa. Vamos a verlas:

    1. NIF para Autónomos. En este caso, es igual al DNI (Documento Nacional de Identidad) del trabajador por cuenta propia que realiza la actividad mercantil. Por tanto, está formado por 8 números y una letra. Un ejemplo aleatorio sería 21456398-F.
    2. NIF para Pymes. Está formado por una letra y ocho dígitos. Los dos primeros indican la provincia en la que posee su sede social la empresa, mientras que los cinco siguientes corresponden a la inscripción en el registro provincial. El último es un dígito de control, que puede ser una letra o un número.

    Es importante saber qué significa la primera letra del NIF de una Pyme, ya que eso puede determinar el método de facturación:

    • A. Sociedad anónima.
    • B. Sociedad limitada.
    • C. Colectivo.
    • D. Sociedad comanditaria.
    • E. Comunidad de bienes.
    • F. Cooperativa.
    • G. Asociación.
    • H. Comunidad de propietarios.
    • J. Sociedad civil.
    • N. Entidad no residente.
    • P. Corporación local.
    • Q. Organismo público.
    • R. Institución religiosa.
    • S. Administración estatal o autonómica.
    • U. Unión temporal de empresas.
    • V. Otros.
    • W. Establecimiento permanente no residente en España.

    El motivo por el que muchas personas siguen sin distinguir cuando se habla del CIF o NIF de empresa es que este último ha conservado la estructura del primero. Es decir, se han fusionado.

    Diferencia entre NIF y DNI

    El DNI o Documento Nacional de Identidad es un código personal e intransferible que sirve para verificar nuestra identidad. Solo lo pueden poseer quienes tienen la nacionalidad española, ya hayan nacido aquí o sean extranjeros de origen. De hecho, los residentes legales de otros países dentro del territorio nacional tienen un NIE o Número de Identificación de Extranjeros.

    La Dirección General de la Policía Nacional, que está bajo la dependencia del Ministerio del Interior, es la responsable de expedir el DNI a los ciudadanos españoles. En cambio, el NIF solo es entregado por Hacienda a las Pymes que se dan de alta en el registro mercantil.

    El NIF debe utilizarse para realizar cualquier trámite que conlleve efectos aduaneros o tributarios. Evidentemente, la emisión de una factura está sujeta al pago de un impuesto, por lo que se englobaría en el segundo punto. Este es el motivo por el que los Autónomos y las Pymes deben incluir el NIF en cada factura.

    ¿Cómo se solicita el NIF?

    Como ya hemos visto, solo las empresas deben solicitar el NIF, ya que para los trabajadores autónomos se establece por defecto como tal su número de DNI. Deben pedirlo a la Agencia Tributaria en el mes siguiente a la fecha de constitución de la personalidad jurídica de la sociedad. Si necesitan uno antes, Hacienda les proporcionará uno provisional hasta la revisión de la documentación y la concesión del definitivo.

    Para que una Pyme pueda tener un NIF, sus responsables deben rellenar el modelo 036 teniendo en cuenta lo siguiente:

    1. Marcar la casilla 110 si no posee un NIF provisional y la 120 si cuenta con uno.
    2. Rellenar las casillas relacionadas con la identificación de la empresa que están en la página 2B.
    3. Identificar a los representantes legales de la empresa en la página 3. Deberán aportar el NIF de persona física de cada uno.

    La solicitud del NIF puedes realizarla por vía telemática a través de la página web de la Agencia Tributaria. Para ello, solo es necesario que accedas a la plataforma con un certificado digital, DNI electrónico o Cl@ve PIN. También es posible acudir con cita previa a cualquier oficina de Hacienda.

    En ambos casos, la Pyme solo tiene que aportar, junto al modelo 036, el NIF del representante, la escritura de constitución y la inscripción en el Registro Mercantil.

    En definitiva, estas son las diferencias entre CIF y NIF, dos códigos de identificación básicos en el día a día de Autónomos y Pymes. Para cualquier otra cuestión, puedes ponerte en contacto con SingularCover a través del número de atención telefónica 910 78 04 04 o mandando un mensaje a ayuda@singularcover.com. Te atenderemos de forma rápida y personalizada. 

    Calcula tu cuota